Memorias de las Cataratas de Ban Gioc

Ubicadas al norte de Vietnam, en la frontera con China, ocupan el segundo lugar, del top 10 de los lugares que mas me han gustado en el mundo.

Un imperdible para todas las personas que planean visitar el Sudeste Asiático, específicamente Vietnam, no es un destino de los más comerciales y publicitados en el país,a pesar de ser las cuartas cataratas más grandes del mundo, por lo que la llegada hasta allí puede ser un poco complicada, como nos paso a nosotras:

Visite este lugar con 3 amigas, una greca, una brasileña y una costarricense que estaban haciendo un voluntariado conmigo en Hanoi, la actual capital de Vietnam. Habíamos averiguado en varias agencias de viaje un plan turístico para visitar esta región pero no encontramos ningún paquete turístico que nos ofreciera el transporte y el hospedaje, por lo que decidimos ir por nuestra cuenta.

12985567_10154714486483998_7064267632676868547_n

Es un poco complicado de llegar, pero visitar el lugar de verdad vale la pena. Tomamos un bus desde Hanói, hasta una provincia que se llama Cao Bang. El bus lo tomamos aproximadamente a las 8 de la noche. Al llegar estábamos un poco incómodas, ya que el bus estaba lleno de orientales, en su mayoría chinos, (éramos las únicas occidentales, más dos alemanas que estaban allí). Creo que la gente nos miraba un poco raro, ya que la mayoría de personas que toman este bus lo hacen para cruzar la frontera Vietnam – China. No teníamos hospedaje ni nada reservado en Cao Bang, íbamos un poco preocupadas por eso pero pudimos descansar en el bus con las 10 horas de viaje.

Los buses en Vietnam se diferencian mucho a los nuestros ya que son buses que tienen asientos totalmente reclinables que sirven a la vez como camas, pero no tiene baño. Podrán imaginar que diez horas de viaje encerradas dentro de uno de estos buses fue muy incómodo.

Llegamos a Cao Bang a las 6 de la mañana y tuvimos mucha suerte porque al bajarnos del bus hablamos con una vietnamita que nos dijo que su familia tenía un hotel en el lugar y que nos podía hacer un descuento. Teniendo en cuenta la hora que era, y lo cansadas que estábamos, nos fuimos con ella. Por fortuna, todo nos salió muy bien y nos dieron una habitación para las cuatro.

Ese día, después de haber dormido un poco, una de las encargadas del hotel nos hizo el favor de llevarnos hasta la terminal donde tomamos un minibus que nos llevara hasta la entrada de las Cataratas, aproximadamente a una hora y media de viaje. Están dividida en dos partes: la catarata principal y la catarata secundaria. La catarata principal pertenece a los dos países, la frontera es el río Quay que fluye debajo de ellas

 

12986962_10154714487128998_865364202470904094_n

13001214_10154714485868998_1877290496446810652_nEl lugar es increíble. Creo que las imágenes hablan por si solas. En el lugar casi no había occidentales, así que después de tomar algunas fotos, nos metimos a las cataratas, por donde pasaban todas las barcas de turistas que las rodeaban. Todas estaban llenas de orientales que al vernos dentro del agua nos tomaban fotos como si fuéramos lo más raro que hubieran visto, pero fue una experiencia muy linda tener las cataratas prácticamente para nosotras solas.

13001230_10154714486853998_7178934241211341993_n

El regreso al hotel fue fácil. Sólo tomamos el bus de vuelta que pasa cada hora al frente de la entrada de las cataratas. Nos quedamos esa noche ahí, sin mucho que hacer porque no hay casi nada de vida nocturna en Cao Bang.

 

 

 

 

 

 

 

 

Al día siguiente fuimos a un lago cerca del hotel. Lo teníamos para nosotras solas, así que la pasamos muy bien allá: tomando el sol y sin nada de turistas. A la noche tomamos el bus de vuelta a Hanói. Fue una viaje muy rápido pero las imágenes de las cataratas son inolvidables.

13001275_10154714487173998_7685269499255459596_n

Conozco varias personas que han estado en Vietnam y que me han preguntado dónde queda ese lugar, porque cuando estuvieron en Vietnam no sabían que existía. De verdad no es un lugar muy conocido por los turistas pero sí que vale mucho la pena. Cao Bang es un lugar que no está pensado para el turista. Sin duda, te ves obligado a interactuar con la gente local, no como en ciudades más turísticas de Vietnam en donde se ven muchísimos más extranjeros y se habla un poquito más de inglés. Por esto, la experiencia es inolvidable y realmente se vive el intercambio cultural.

Aunque el viaje hasta Cao Bang es un poco pesado y puede llegar a asustar un poco el trayecto, más siendo mujeres, vale mucho la pena visitar este lugar en el que se marca la línea divisoria entre China y Vietnam y cuya naturaleza y paisajes verdaderamente parecen sacados de un cuadro.
13051744_10154714486588998_7216784086466929893_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s